• Tibiboo

Tener un perro cuando estás jubilado

Actualizado: mar 30




Durante la vida del propietario de un perro, es posible que se le presenten algunas dificultades para ofrecerle toda la felicidad y el bienestar que el perro necesita. 


En este artículo, explicaremos los beneficios de tener un amigo de 4 patas, especialmente cuando está jubilado y responderemos las 5 preguntas que nos solemos hacer.




1- ¿Por qué tener un perro cuando eres mayor?


Cuando estás jubilado tienes más tiempo libre, por lo que estás disponible para cuidar una mascota.


Además, muchas personas mayores cuando se jubilan, suelen pasar por una pequeña fase de depresión. Esta etapa donde se sufre una bajada de moral suele afectar a 1 de cada 4 personas. De hecho, desde la noche hasta la mañana, tenemos muchas menos interacciones sociales y ya no tenemos esa rutina diaria que marcó nuestra vida. Esto puede ser desestabilizador para muchos.


Tener un perro te permite sentirte importante para alguien y mantener un vínculo social, gracias a los paseos que pueden facilitarte conocer a nuevas personas.




2- ¿Cuáles son los beneficios de tener un perro cuando estás jubilado?


Tener un perro tiene muchos beneficios para todas las edades pero, aún más cuando estás jubilado.


De hecho, además de que los perros tienen un papel emocional y social, ofrecen distracción y, por lo tanto, pueden brindar una sensación de bienestar. Un perro es un verdadero remedio para el aburrimiento, y también está demostrado que pueden incluso tener un efecto antiestrés.


Hoy, como las familias están cada vez más dispersas, las personas mayores tienden a estar un poco aisladas y a sentirse solas. Sin embargo, cuando tienes una bola de pelo, ¡nunca estás solo! 


Los perros ofrecen una presencia tranquilizadora y un enorme apoyo moral. ¡Lo entienden todo!





3- ¿Cuáles son los beneficios para la salud?


El principal beneficio de tener un perro es que te permite realizar actividad física de forma regular. De hecho, un perro necesita salir varias veces al día, por lo que es una excelente motivación para salir a pasear. Además, según un estudio para la revista "Medicina preventiva" en 2014, las personas mayores con un perro tienen una tasa de actividad física un 12% superior.


Otros aspectos positivos son: Que caminar reduce el colesterol y, por lo tanto, el riesgo cardiovascular, también reduce el riesgo de fractura de cadera y regula los niveles de glucosa, y finalmente que la actividad física tiene un efecto beneficioso sobre el sueño.





4- ¿Tener un perro en una residencia de ancianos?


Hoy en día, más y más casas y residencias de ancianos aceptan que sus residentes tengan mascotas. Se reconocen los beneficios de la presencia de perros, en particular en la prevención de la enfermedad de Alzheimer. 


Sin embargo, las residencias suelen presentar condiciones estrictas; los perros deben presentar el chip, estar desparasitados y tener actualizadas todas sus vacunas. Además, el residente debe poder cuidar de su animal de forma independiente: cepillarlo, poder salir, cuidarlo, etc.


Algunas asociaciones incluso, ofrecen visitas de perros en residencias para así aumentar la moral y la actividad de los residentes.





5- ¿Qué perro escoger?


La elección del perro es esencial. Obviamente, aconsejamos no elegir un perro grande o un perro que necesite mucho ejercicio. Suena obvio, pero siempre vale la pena recordarlo.


Lo ideal es llevar un perro de tamaño pequeño y peso ligero. Te recomendamos que elija un perro adulto (hay muchos perros adultos esperando a una familia en las casas de adopciones, especialmente los perritos mayores). De hecho, un cachorro está muy loco y generalmente hace muchas tonterías. Además, esto también evitará que te sorprendas de su tamaño cuando se convierta en adulto.

Puedes aprender sobre las razas visitando nuestros perritos!


También, hay una última solución que te permite verificar la compatibilidad de un perro con tu estilo de vida o tener el afecto de un perrito sin las restricciones que supone. 

Esta solución es Tibiboo, así que adelante ¡regístrate!