• Tibiboo

¿Qué juguetes para perros debes evitar?



Todos sabemos que a la gran mayoría de perros les encanta jugar, pero debemos tener en cuenta que no todos los juguetes para perros son seguros. De hecho, hay muchos juguetes que son peligrosos para los perros. Por lo que, dejar que un perro juegue con cualquier cosa puede ser arriesgado. 


En este blog, os dejamos todos los consejos para asegurarte de comprar juguetes 100% seguros para tu perrito.



Juguetes peligrosos para los perros


Para empezar, estudiemos los juguetes para los perros que se venden en tiendas de mascotas o en sitios especializados. De hecho, debes saber que el hecho de que un juguete se venda para animales no significa necesariamente que sea bueno para el perro.


Aquí están los juguetes para perros que debemos evitar absolutamente:


Huesos para perro

A todos los perros les encanta masticar huesos, pero, si investigais descubrireis que son malos para ellos. Incluso los huesos de nylon vendidos en tiendas de mascotas son peligrosos.


Los huesos de los perros tienden a dañar los dientes de un perro, como todos los juguetes para masticar que son demasiado duros. Lo peor de todo es, por supuesto, los huesos de aves de corral, que se rompen y corren el riesgo de causar perforaciones intestinales.


 Es esencial prevenir este tipo de golosinas de huesos para perros.


Juguetes viejos de perros 

Aunque elegir un juguete para perros es seguro, todos los juguetes de goma un poco envejecidos, son potencialmente peligrosos. De hecho, un juguete dañado corre el riesgo de perder piezas pequeñas, que el perro no necesariamente podrá digerir.


Por lo que pueden producir: riesgo de problemas digestivos o complicaciones más peligrosas. Moraleja: siempre desecha los juguetes viejos del perro. ¡Ten claro que tu perro estará encantado de recibir otro juguete nuevo como compensación!  


La composición de los juguetes para perros

Para concluir en esta parte, queríamos recordar que algunos juguetes de goma para perros contienen productos potencialmente peligrosos:


  • Ftalatos

  • Bisfenol 1


Totalmente prohibidos en juguetes destinados a niños, estos compuestos todavía se encuentran con mucha frecuencia en juguetes para perros. Sin embargo, podrían tener consecuencias perjudiciales para la salud de un perro.


Para evitar este tipo de producto, compra solo productos y juguetes sin ftalatos hechos de plástico sin bisfenol.


Alguno de los modelos de juguete completamente seguros para perros son por ejemplo,. una Bola de kong roja.



Otros juguetes peligrosos para los perros


Los juguetes para perros no son los únicos responsables de los riesgos. También podemos citar juguetes que no están diseñados para perros, pero que algunos propietarios aún se los.



Aquí hay algunos ejemplos de juegos de perros a evitar:


Cuernos de venado


Hay que decir que a los perritos a menudo les gusta masticar cuernos.

En realidad, este tipo de juguete para masticar es extremadamente malo. Las astas son de hecho demasiado sólidas. Simplemente corre el riesgo de romper los dientes del perro. ¡Prohibido!


En la misma línea, debes evitar dejar que tu perro mastique palos de madera, o cualquier cosa que pueda ser demasiado fuerte para sus dientes.


Pelota de tenis

Otro gran error que muchos dueños confían a sus perros: la pelota de tenis. Este último es extremadamente malo para un perrito.


De hecho, las pelotas de tenis están compuestas de un material abrasivo, que dañará los dientes del perro a gran velocidad. Sin olvidar que una pelota de tenis es fácil de qque cree pelusa ... ¡y de tragar! 

Por lo que no debemos tener el mal hábito de darle a un perro una pelota de tenis.


También debemos evitar la pelota de goma, que es demasiado fácil de tragar para un animal. Prefiere juguetes para perros grandes, diseñados para masticar con seguridad.



Elegir un juguete para perros 100% seguro

Para concluir, revelaremos un buen método para comprarme juguetes.

Simplemente examina todos los siguientes puntos:


  • Tamaño: no dejes que tu perro juegue con algo que pueda tragar. Un juguete para perros debe ser más grande que su boca. Evita los juguetes demasiado grandes, que pueden ser demasiado pesados ​​y difíciles de transportar.

  • Elementos pequeños: siempre favorecen un juguete que no se pueda desmontar. Si su juguete tiene piezas pequeñas, el perro puede arrancarlas y luego tragarlas. ¡Evitarlo !

  • Solidez: también evita los juguetes para perros que sean demasiado duros y demasiado sólidos. Si no puede torcer o doblar un juguete con las manos desnudas, será muy difícil para su mascota masticar y, por lo tanto, puede dañarlo.

  • Composición: finalmente, favorezca sistemáticamente los juguetes sin ftalatos y bisfenol A, por los motivos mencionados anteriormente.



¡Esperamos haberos servido de ayuda! Y cada vez que escojáis un juguete, tengáis en cuenta todo lo mencionado en este blog.