• Tibiboo

Proteger a tu perro del calor


Las olas de calor son un fenómeno peligroso para los humanos, pero también para nuestros amigos animales. Nuestros animales peludos sufren terriblemente por el calor. Entonces, ¿cómo los protegemos? ¿Existen medidas preventivas? ¿Cómo reconoces un golpe de calor en  un perro?


Hay innumerables preguntas que debes hacerte cuando eres el orgulloso propietario de un perro para salvarlo de un terrible golpe de calor.



Los gestos correctos a adoptar


  • La hidratación. El perro necesita agua limpia y fresca regularmente. Esta afirmación es dos veces más importante en tiempos de clima cálido. Recuerda cambiar su agua regularmente, pero no la congeles. El agua que está demasiado fría no hidratará adecuadamente a tu mascota.

  • Aire. El calor es sofocante tanto para los humanos como para los animales. El perro se sentirá mejor en una habitación sombreada y ventilada. Si el aire acondicionado es una buena manera de enfriar una habitación, también puedes cerrar las ventanas y jugar con los ventiladores. Los perros aman el agua. Un pequeño refresco con un nebulizador o una ducha (no muy fría) puede ser lo mejor para él.

  • No salir a pasear cuando hace mucha calor. Desterrar las famosas "12 pm-4pm" para pasear por el parque, a favor de un paseo matutino o nocturno. El aire es más transpirable y el suelo es menos cálido. Recuerde que las almohadillas de tu animal peludo están en contacto directo con el suelo hirviendo. Podría quemarlos. ¡Ten cuidado!

  • No dejes a su perro en tu vehículo. ¿Tu perro te sigue a donde quiera que vayas? En verano, ¡no lo dejes en tu coche ni siquiera unos minutos! Tu mascota podría deshidratarse rápidamente y morir de calor.  Tenemos que ser responsables de  nuestros perros.

  • Si vives junto al mar, o si tu hogar está equipado de piscina, seguramente tu perro encontrará una fuente de refrigerio allí. Sin embargo, puede ser víctima de una hidrocución. Antes de dejarlo retozar en el agua, humedézcalo.



Reconocer un golpe de calor


Incluso aunque te esfuerces proporcionando lo mejor para tu perro cuando hace calor, aún puede sufrir un golpe de calor.


Aquí hay algunos síntomas para detectar un golpe de calor:


  • Vómitos y diarrea.

  • Respiración acelerada y anormal (el animal saca la lengua, la boca permanece abierta ...).

  • Temblor (los músculos del animal tiemblan como si estuviera frío).

  • Comportamiento pasivo y letárgico (el animal parece estar en coma).

  • Diversos trastornos (malestar, pérdida de conciencia, etc.).

  • Aumento de la temperatura corporal.


Puede detectar un aumento de temperatura tocando la oreja o la pata del perro. El aumento de la fiebre hace que estas dos partes estén más calientes. Lo mejor sigue siendo el uso del termómetro. La temperatura debe estar entre 38 y 39 °.


Si tu mascota tiene alguno de estos síntomas, debes reaccionar rápidamente. Para volver a ponerlo de pie, primero debes instalar el perro en un lugar fresco y ventilado. Refresca su cuerpo con toallas de agua fresca. Si la condición de su animal empeora con el paso de las horas, no dudes en contactar a un veterinario rápidamente.



Desde Tibiboo, esperamos haberte ayudado y proporcionado toda la información necesaria para proteger a tu perro del calor.