• Tibiboo

¡Mi perro come demasiado rápido!



Si tu perro se termina su tazón a velocidad de la luz, estás en el lugar adecuado. Aunque ser un glotón no sea un problema, puede provocar problemas de salud. 

Afortunadamente, existen varias soluciones para que disminuya su consumo de alimentos. Algunos más divertidos que otros, como el tazón anti glotón, pero hay muchas opciones.


¿Por qué mi perro come demasiado rápido?


A diferencia de los humanos, los perros tienen un comportamiento posesivo hacia su comida. Él no quiere compartirlo con sus compañeros, por lo tanto, se apresura a comer su pienso antes de tener que compartirlos. Esta competencia puede haberse acentuado desde una edad temprana dentro de la camada. Del mismo modo, este comportamiento se amplifica cuando su cuenco se coloca en un lugar de paso. Además, el hecho de vivir con otros perros o gatos tiende a aumentar esta glotonería.


Este apetito voraz no se desarrolla en todos los perros, pero es importante educar a su compañero cuando todavía es un cachorro. Incluso si este comportamiento no es peligroso en sí mismo, debe observarse porque implica riesgos.



¿Cuales son los riesgos?


Un perro que come demasiado rápido no dedica tiempo a masticar la comida. La consecuencia de la falta de masticación es una mala digestión. Se puede observar la aparición de trastornos intestinales que resultan entre otros: vómitos, estómago hinchado, asfixia.


De hecho, si tu mascota no se toma el tiempo suficiente a masticar, seguramente ingiera mucho aire, lo que infla su estómago. El mayor riesgo es el malestar estomacal, también llamado torsión estomacal. Los órganos están aplastados y el perro tiene problemas respiratorios. En este caso, la cirugía de emergencia es necesaria. 

Para ayudarlo a comer adecuadamente,y disminuir su consumo de pienso o carne, existen varios métodos.




¿Cómo hacer que coma más despacio?


Para que su amigo de 4 patas coma menos rápido, existen diferentes soluciones. Es importante que su perrito esté solo y tranquilo al alimentarse. Si vives con varios perros, es recomendable separar sus cuencos. Para reducir la velocidad, el pienso también se puede humedecer. 

Otra opción, que requiere disponibilidad, es dividir sus comidas en 4 o 5 veces durante el día.


Si a pesar de la educación y los racionamientos adecuados, su perro sigue siendo voraz, entonces el dispensador de juguetes o el tazón antiglotón es el accesorio ideal. Tu mascota se ve obligada a ejercer paciencia, inteligencia y destreza para recuperar su pienso o comida húmeda. Como resultado, su digestión se ralentiza. 

Además, mejora la masticación y la salivación, cosa que limpia sus dientes.

 Y, la guinda del pastel, ¡este tazón educativo llena su aburrimiento!


El principio es simple: el contenedor está formado por varios obstáculos que su perro debe pasar para poder sostenerse. ¡Tenga cuidado! Está comiendo hasta saciarse, ¡pero le lleva más tiempo!


El cuenco antiglotón viene en varios aspectos:


  • un contenedor con obstáculos como púas, un laberinto, un curso o un perno central;

  • un tazón interactivo que te permite esconder la comida como desees;

  • Un recipiente electrónico para pesar y controlar la ración diaria.


La elección de este cuenco lúdico se realiza de acuerdo con la naturaleza del perro, especialmente si su compañero necesita mucha actividad, pero también de acuerdo con su estilo de vida. Si tu mascota está sola durante el día, estará ocupada por este accesorio lúdico.


Y esto es todo, ¡Esperamos que este blog os haya servido de ayuda!