• Tibiboo

Educar a tu cachorro. By Préstame Tu Perro.



Todo el mundo desea, por supuesto, vivir con un cachorro bien educado, feliz y sociable, pero en esta área, cosechará lo que se habrá sembrado. Por esto, es importante comenzar muy pronto su educación.


DAR UNA ORDEN

Para dar una orden a un perro, primero hay que elegir palabras clave, cortas y repetirlas a menudo.

"No": debe ser categórico con una voz firme e inequívoca cuando le veas cometer una acción que no debe hacer.

"Sentado": para obtenerlo, al mismo tiempo que la orden, ejerce presión sobre sus riñones, sosteniendo con la otra mano su cabeza en altura. Cuando esté sentado, agradéceselo con su nombre y acarícielo.

El aprendizaje debe realizarse en varias pequeñas sesiones al día (de 10 a 15 minutos) para no cansar al perro.


SABER RECOMPENSARLO

Debes recompensar a tu perro. Para ser eficaz, la recompensa debe ser significativa para el perro, es decir, el amo debe felicitar al perro con caricias, entonaciones de voces cálidas. El uso de chuches de perros debe ser excepcional para preservar su peso de forma ideal (el pienso puede servir de chuche).



¿CASTIGARLO?

Más vale prevenir que curar. Esto también es válido para tu cachorro. Si hace algo que no te gusta, házselo saber claramente diciendo "NO" con una voz firme y sin gritar porque tu cachorro tiene buen oído. Cuando sea posible, convéncelo para que adopte el comportamiento que consideras correcto. Y cuando haga este buen comportamiento, recompensalo generosamente con caricias y con la voz.

El cachorro conoce el lenguaje de los perros, su madre lo agarraba por el cuello y gruñía. Puedes reproducir este gesto delicadamente asociándolo con un "no" muy seco. Al crecer, el cachorro asociará el "no" al gesto y ya no tendrás que realizar esta práctica.


LOS JUEGOS

El juego en el perro es un buen aprendizaje para tener buena actitud en la vida. También es un placer compartido y una forma privilegiada de educarlo. Al cachorro le gusta morder y masticar. Si te muerde las manos, hay que detenerlo. Por lo tanto, es necesario que tenga sus propios juguetes (cuidado con su tamaño para que no se los trague).


SOCIABILIZAR EL PERRO

Para socializar a un cachorro, éste deberá estar expuesto a tantas personas, animales y lugares como sea posible. ¿Te ha dado cuenta de que los perros suelen temer a los hombres con barba o a las personas con guantes? ¿Algunos perros también tienen miedo de entrar en un coche o ladran cada vez que ven otro perro? Estas reacciones y comportamientos pueden ser frustrados gracias a la sociabilización, especialmente cuando el perro es todavía joven.


Desde Préstame Tu Perro, esperamos haberte proporcionado toda la información posible sobre las bases de la educación para tu cachorro.