• Tibiboo

Convivir con un perro y un gato. By Préstame Tu Perro.



"Son como el perro y el gato": cuando escuchas esa expresión, ciertamente asumes que no son los mejores amigos del mundo. ¿De dónde viene el mito de que los gatos y los perros son enemigos jurados? ¿Puede este cliché dar lugar a malentendidos? ¿Es posible que un perro y un gato vivan en la misma casa y sean felices así? A primera vista, vivir con un perro y un gato no es fácil, pero siguiendo los consejos de este artículo, tus esfuerzos y los de tus compañeros valdrán la pena rápidamente.


¿Eres una persona de gatos? ¿O prefieres tener un perro como mascota? Para muchos amantes de los animales, no es una pregunta fácil de responder. Por un lado, aman la independencia de estos tigres domesticados, por otro lado aprecian la fiel compañía de los perros. ¿Crees que tienes que elegir entre un perro y un gato? ¡No te decidas! Mucha gente con experiencia en mascotas demuestra que los perros y gatos pueden ser buenos compañeros. ¡Pero sólo si están bien socializados y se adaptan paso a paso! ¡Vamos por una cohabitación exitosa entre el perro y el gato!


¿UNA CUESTION DE EVOLUCIÓN?

La historia de los gatos es diametralmente opuesta a la de los perros. Los perros pertenecen a los "canidae", una familia de mamíferos. En esta familia no sólo encontramos lobos, sino también osos e incluso morsas. Así que no son muy cercanos a los gatos... que pertenecen a la familia de los "félidos". Por lo tanto, no es sorprendente que los perros y los gatos necesiten tiempo para hacer seamigos y que necesiten estar acompañados para que todo funcione sin problemas.


5 CONSEJOS LA CONVIVENCIA


1/ Respeta la organización de cada uno

Los perros son animales más sociales que prefieren vivir en manada y en esa manada ellos mismos crean su propia jerarquía. Los gatos son más solitarios y simplemente defienden su territorio. Estas diferencias pueden causar conflictos. No hay que reñir ni intervenir en su manera de organizar su vida ya que esto puede conllevar problemas en la convivencia. Hay que respetar la manera en la que ellos solos se organizan.

2/ Presentar a los animales

La tranquilidad es la mejor opción cuando se presentan a los animales. Debemos de mostrarnos tranquilos y transmitirles esa tranquilidad. Los gatos son más tranquilos que los perros, por su manera de ser, entonces te recomendamos que les den un buen paseo o que hagas ejercicio con tu perro para que este esté menos excitado.

A la hora de presentarse, no cojas al gato en brazos ya que te podrá arañar si se altera. Es preferible le cortes las uñas antes del encuentro para que no arañe al perro en el caso en el que el encuentro saliera mal. Situalos en un espacio grande, el salón por ejemplo. Lleva al perro atado con una correa, por si acaso. Asegurate de que el gato tiene algún lugar para huir, la mesa por ejemplo. No te metas en medio: déjalos que se miren, que se acerquen a su ritmo y que se huelan. Lo mejor es que te apartes un poco de ellos y que los mires (por si surge algún problema poder intervenir rápidamente).


3/ Iniciar la convivencia desde la primera etapa de vida

Tienes que prestarle extremada atención a la educación de tus animales desde el primer día de convivencia.

No los estigmatices e intenta hacer cosas con los dos, por ejemplo puedes jugar con los dos al mismo tiempo y premiarlos por las mismas razones.


4/ Darles comida en áreas separadas

No olvides que estos animales son animales depredadores y es muy fácil presenciar una pelea por comida. Lo mejor es que los separes en áreas a la hora de comer. Con el tiempo, cuando se vayan acostumbrado el uno al otro y que se lleven bien, podrás poner los comederos en el mismo lugar.

No dejes que el gato se coma la comida del perro y viceversa, hazles saber que cada uno tiene su comida y que se tienen que respetar.


5/ Juguetes para todos

Por muy obvio que parezca este consejo, es muy útil. Comprales varios juguetes de distintos colores y distintas formas para poder diferenciarlos. Los juguetes les ayudarán a canalizar su energía y su instinto depredador, sobre todo a los gatos, que tienen este instinto más desarrollado.


Desde Préstame Tu Perro esperamos haberte proporcionado toda información necesaria sobre la convivencia entre perros y gatos.